Historia


En las islas aledañas al Área Natural Protegida, ha sido encontrada evidencia prehistórica de que humanos habitaron las costas centrales de Sonora y Baja California y cuatro islas grandes: Tiburón, Ángel de la Guarda, San Lorenzo y San Esteban (Bahre y Bourillón, 2002), aunque San Lorenzo parece contar solamente con algunos campos costeros, fragmentos líticos dispersos y figuras grabadas (Bowen, 2000, 2004, 2005). Los Seri construían balsas y viajaban sobre ellas entre la costa de Sonora, las islas Tiburón, San Lorenzo y San Esteban y las costas de Baja California (Bowen, 2000).

Los primeros reportes de la pesquería de ostras perleras; la madre perla (Pinctadamazatlanica), y de la concha nácar (Pteriasterna) datan de la época de la colonia; esta actividad ocupó un papel importante en la región entre 1912 y 1940, ya que era una alternativa productiva accesible para la mayor parte de la población local, constituyendo una importante fuente de trabajo y permitiendo cierta acumulación de capital en las localidades. La sobreexplotación y otros factores causaron mortalidades masivas en el área de distribución, determinando el empobrecimiento del recurso y eliminando este factor de riqueza regional. Su paulatino agotamiento entre mediados del siglo XVIII y la mortalidad masiva en 1938-1939, terminaron por completo con esta actividad (Cariño-Olvera 1996).

Desde la última mitad del siglo XIX hasta hace 20 0 30 años, los recursos naturales de la Región de las Grandes Islas del Golfo de California, incluyendo las que integran el Archipiélago de San Lorenzo, tuvieron una etapa de explotación “industrial” o de gran escala. Dichas actividades se asociaron principalmente a la extracción de guano, la colecta de huevos de aves marinas y la cacería de lobos marinos.

El parque Nacional zona marina del Archipiélago de San Lorenzo, se estableció mediante un Decreto Presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el 25 de abril de 2005.

JoseArce-160813-051